Desarrollar una novela implica que domines diferentes aspectos y elementos. Implica que cuentes las cosas desde una determinada perspectiva, realices la obra con una estructura adecuada y escribas con un lenguaje apropiado a los efectos artísticos o a las impresiones que el autor desea producir.
 
¿Cómo puedes elegir el argumento?

El primer paso de a la hora de dar forma a una novela será que elijas el tema sobre el que vas a escribir. Sobre el, montarás un argumento inicial que evolucionará poco a poco hasta dar lugar a un relato completo.

¿Qué variantes existen para que redactes tu novela?

- Una novela individual: para esta opción partes de una serie de sugerencias sobre posibles temas narrativos. La elección de una uno de ellos será el punto de arranque para tu novela.

- Novela de grupo: sería una propuesta global, con varias partes, en la que se trabaja en grupo. La novela de cada uno sería como una parte -independiente y con sentido propio- de una novela más amplia que se formaría con todas las del grupo.

- Novela histórica: sería especialmente interesante para el estudio de épocas más o menos amplias, sucesos importantes y características de épocas o personajes históricos representativos. A partir del Romanticismo, este sistema novelístico, que parte de los hechos reales y mezcla en ellos personajes y sucesos no históricos que ayudan a comprender los realmente históricos y conocidos, ha sido una técnica constante.

¿Qué instrumentos de trabajo puedes emplear?

a) La lectura de al menos una novela que sirva de modelo para la que estás escribiendo.

b) La ficha de documentación. En ella recogerás los datos imprescindibles para escribir después sobre un periodo o personaje sin decir "barbaridades históricas".

c) Es posible que en alguno de estos proyectos resulte conveniente cambiar el orden de trabajo de las "técnicas novelísticas".

Friday the 26th - - Powered by Joomla! | Designed by Hostgator Reviews