La capacidad de seducir forma parte de la condición humana; se vincula a la coquetería, a los gestos, a la predisposición o al hechizo. Encontrar un lenguaje sensual es una meta. El poder sensual proviene de los pensamientos, de los sentimientos y del magnetismo personal, aunque también se puede seducir a través de la palabra. ¿Cómo lo puedes conseguir?

1- Mediante el empleo de frases picantes y provocativas, que invitan a una determinada acción. También a través del tono que se utiliza, los matices o los silencios.

2- En algunas ocasiones, mediante el empleo del tono interrogativo, para lo cual puedes recurrir a la pregunta como modo de demostrar que se necesitan respuestas.

En la literatura erótica se emplean con énfasis los cinco sentidos porque, por ejemplo, erotiza lo que percibe el oido; la mirada se convierte en un puente; el tacto se transforma en un radar; los olores transportan a momentos personales; y el gusto permite crear zonas erógenas.

Pero además, el lenguaje permite al lector el encuentro con los deseos, se convierte en una vía para poder manifestarlos. Por lo tanto, la relación de la palabra con el erotismo es muy estrecha. La fantasía, los símbolos, las sensaciones y los actos pasan siempre por el tamiz del lenguaje. Y el énfasis que se le puede dar a un relato erótico depende siempre de la densidad de las palabras mismas y la forma en que estas actúan en el discurso.

El lenguaje erótico tiene que ser rico en matices, pero debe estar exento de términos científicos propios de sexólogos. Siempre debes aludir a las pasiones eróticas de una manera sugerente y poética.

El término 'erótico', si se aplica como sustantivo, se refiere a todos los objetos que se relacionan con la pasión amorosa; en cambio, si se aplica como adjetivo, el término 'erótico' se vincula con otros como 'picante', 'soez', 'obsceno', 'lujurioso', 'sensual' o 'lascivo'.

También es importante el empleo de las metáforas. Con ellas, dos elementos se funden para dar lugar a un nuevo significado. El lenguaje del deseo siempre es metafórico, está hecho de figuras, versiones desplazadas, metáforas de la realidad, etc. De esta forma, la metáfora amplía el campo imaginario del lector y es, sobre todo, en el campo de la poesía en el que esta figura literaria lleva a cabo el juego del amor sin limitaciones.

Saturday the 23rd - - Powered by Joomla! | Designed by Hostgator Reviews