Escuela literaria librosLa descripción no es la misma cuando escribes una novela o un cuento.

En la novela puedes y debes profundizar más, y en el cuento no será posible que te extiendas tanto. Por eso unos rasgos significativos bastarán para él, no es necesario que hagas largas descripciones. 

Describir se define casi siempre como una pintura hecha con palabras. Y de eso se trata. Tienes que contar cómo es algo con la finalidad de permitir ver a tu lector lo que se le está describiendo. 

Para que una descripción llegue a tu lector como tú deseas, es importante que sepas qué le vas a contar. Y más aún, qué es lo fundamental que debe conocer tu lector de lo que le describes. 

¿Cuál es el principal error cuando describes?

Cuando empiezas a escribir, puedes caer en el error de convertir una descripción en una acumulación de datos innecesarios y gratuitos. La descripción te lleva en ciertas ocasiones a hablar de detalles superfluos que no aportan nada. 

Será necesario saber qué deseas que tul lector sepa y vea con cada descripción, siendo consciente en todo momento de que tienes que evitar la siempre posible desviación de la atención. 

¿Cómo puedes describir un personaje?

Puedes describir el personaje desde dos puntos de vista, o su apariencia física o su carácter. 

Si solo hablas de sus características físicas, estarás haciendo un retrato, y si la descripción se centra en su carácter, estarás llevando a cabo una "etopeya". 

Al describir tienes que hacer ver al lector aquello que no ha podido ver en la narración. 

Asimismo no debes olvidar que con la descripción no solo conseguirás que el lector conozca al personaje, sino que éste podrá crear una corriente de empatía con él. 

¿Cómo es la descripción de un objeto?

En estos casos, deberás atenerte a lo verdaderamente importante, sin perderte en detalles. Se trata de que cuentes lo que "ves", sin detenerte a narrar aspectos secundarios del objeto en cuestión. 

 

Saturday the 23rd - - Powered by Joomla! | Designed by Hostgator Reviews